’21 días de ira’, de David Casals-Roma, novela ganadora del Premio Tuber Melanosporum de Morella Negra 2021

En el único acto de la edición de este año de Morella Com la Trufa se ha revelado la novela ganadora del 5º premio Tuber Melanosporum, que distingue a la primera novela negra de un autor escrita durante el curso anterior. El ganador ha resultado ser David Canals-Roma con su novela 21 días de ira, editada por Grupo Tierra Trivium.

David Casals-Roma (Lleida, 1972) lleva toda su vida profesional dedicado a la ficción. Con 25 años se trasladó a Bruselas para aprender sobre cine y posteriormente rodó sus dos primeros cortometrajes en Ámsterdam. Más tarde estudió cine en Londres e hizo cursos de guion en Europa y EEUU. Ha dirigido cortometrajes, documentales y ha escrito guiones de cine. Ha escrito novelas, cuentos, obras de teatro y poesía. Ha obtenido más de cien premios y prolonga la rsacha con 21 días de ira, una novela en la que el investigador Zoe Natan tendrá que resolver los crímenes de varios hombres que han sido ahorcados mediante un ritual macabro.

Nada más recibir el premio, David Casals-Roma ha dicho que acudir en Morella para recibir el premio Tuber Melanosporum “ha sido una experiencia fantástica. Aunque no hemos tenido al público presente, sí lo hemos tenido dentro de nuestras cabezas y nuestros corazones. Quiero incitar a toda la gente que está escribiendo a que continúe haciéndolo, independientemente de que ganen o no ganen premios, porque necesitamos que la gente nos cuente historias, que es lo que nos hace soñar”.

De izquierda a derecha, Nancy García Tena, Jorge García, David Casals-Roma y María José Tena.

La diputada de Cultura de la Diputación de Castellón, Ruth Sanz, ha recordado que Morella Negra Como la Trufa “engloba dos aspectos muy importantes, como son la parte gastronómica y la parte literaria”. Y ha destacado el papel de las asociaciones y el Ayuntamiento de Morella: “Han sido capaces de reinventarse, ha sido muy acertado que la asociación haya querido tirar adelante este certamen literario, que lleva pocos años pero es un ya referente y se está comenzando a consolidar. Desde la Diputación de Castellón estamos al lado no solo de los ayuntamientos, sino de todo el tejido asociativo de la provincia de Castellón, y creemos que es importante respaldar iniciativas como esta, que nos han hecho mucho bien en este año de pandemia. Eso es positivo para la sociedad”.

Por su parte, el alcalde Morella, Rhamses Ripollés, ha recordado que este festival “tiene nuestro cariño. Creo que es un gran proyecto que además ha nacido desde abajo, con gente de aquí pero que siempre he tenido muy clara su apuesta por la calidad, por la profesionalidad y por la proximidad escritor-lector, que lamentablemente este año ha sido un poco cortada por el Covid. Esperamos poder vivir la próxima edición con toda la fuerza que se merece”. Y ha querido agradecer “el empuje que se ha tenido para celebrar esta sexta edición adaptada a las circunstancias, entregando ese premio Tuber Melanosporum, que significa un apoyo y un impulso a toda esa gente que está empezando en el mundo de la escritura. Mis felicitaciones tanto a los finalistas como al ganador por su magnífico trabajo”.

Finalmente, el comisario de Morella Negra como la Trufa, Jorge García, ha valorado positivamente haber celebrado el festival: “Ante esta situación no se podía hacer de otra manera, tal como a nosotros nos hubiera gustado, pero creo que la experiencia virtual que hemos estrenado nos ha servido para llegar a más gente. Es más, creo que ha venido para quedarse. La gente vendrá, pero el online continuará”. 

¡Asiste online a Morella Negra 2021!

Ya está más cerca!
Este sábado podréis seguir la programación virtual del festival a las 18h por la plataforma YouTube, que incluirá el fallo del premio “Tuber Melanosporum” y la entrevista con su ganador, a cargo de Paco Atero del portal literario Negra y Mortal. El acto se celebrará en directo desde el Teatro Municial de Morella. Aquí tenéis el enlace para asistir: anotadlo en vuestras agendas!

Jon Aramendía: “Si una novela está bien escrita me es indiferente si es detectivesca, realismo sucio o thriller psicológico”

Jon Aramendía (Pamplona, 1969) es psicólogo de formación y escritor interesado en los mecanismos que nos empujan a tomar decisiones, a escoger entre varias opciones ejerciendo nuestro libre albedrío. Investigar la psique humana es uno de los objetivos de Aramedía a la hora de novlar una historia. Ha escrito cinco, y la primera que ha publicado, El demonio de Laplace, ha sido nominada al premio Tuber Melanosporum de Morella Negra Como la Trufa. La trama transcurre en el Madrid de finales del siglo XX y entrelaza tres historias con el telón de fondo de un asesino en serie. Noas acercamos un poco más a Jon Aramendía a través de nuestro cuestionario.

Uno de esos nuevos valores que no cesan de surgir en Navarra es Jon Aramendía Huarte (Pamplona, 1969). Después de haber escrito relatos, afición que cultiva desde muy joven, con El demonio de Laplace publica su primera novela. Una trama de intriga con asesinatos en serie, resuelta con agilidad y soltura narrativa, que se desarrolla en el Madrid de las últimas décadas del siglo XX. Relata en paralelo tres historias que acaban confluyendo en una y que sirven para reflexionar sobre el libre albedrío, un asunto que apasiona al autor, como todo lo que tiene que ver con la psicología (carrera que ha estudiado en la UNED) y con los fundamentos biológicos y físicos de la conducta humana.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Yo diría que, en mi caso, mi deseo de ser escritor es la consecuencia inevitable de la necesidad, desde muy joven, de poner orden en mis pensamientos. No obstante, no me planteé un futuro como escritor hasta que terminé mi primera novela. Es tan grande mi admiración por los libros que me resultaba difícil imaginar que un día podría conseguir algo parecido. De ahí que, pese a estar terminando mi quinta novela, sigo sintiéndome un poco incómodo con el sobrenombre de escritor. 

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

Suelo dividir mis lecturas entre el puro entretenimiento y la formación, ya sea como escritor o por pura inquietud intelectual, aunque he admitir que leo más del primer grupo. Hace unos meses, por casualidad, comencé a leer la Trilogía de los Tres Cuerpos de Liu Cixin. He ido intercalando entre los dos primeros volúmenes algo de novela negra navarra y alguna lectura divulgativa de neurociencia, pero aguardo con ansia contenida el momento de coger la tercera parte. 

¿Por qué te interesa el género negro?

No soy exclusivamente un escritor de género negro. Principalmente me parece interesante por el ritmo y por la libertad para tratar cualquier asunto con el nivel de crudeza que uno desee. Ha habido mucho mestizaje y diversificación del género desde sus inicios. Yo he terminado por aceptar que si una novela está bien escrita me es indiferente si es detectivesca, realismo sucio o thriller psicológico. 

En El Demonio de Laplace, por el carácter secuencial de las tres tramas de la novela, el formato y ritmo del género negro encajaban perfectamente. La linealidad que define al determinismo y que comparte con la investigación policial, por un lado; la evolución de una banda de rock, por otro; y, finalmente, la génesis de un asesino en serie. Todo ello me permitía jugar con el concepto de libre albedrío excluyendo de la ecuación el bien y el mal, tan habitual en este tipo de novelas.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Escribo principalmente los fines de semana temprano y, según cómo sea el horario de mi pareja, algunas tardes entre semana. Como mi hija ya está en la universidad, estos últimos años dispongo de más tiempo para escribir, aunque también lo compatibilizo con los ensayos de mi banda y algunas aficiones deportivas.  Independientemente del tiempo frente al teclado, aprovecho cuando estoy en el coche, cuando salgo a correr o algunos momentos en que mi trabajo no requiere atención para seguir escribiendo en mi cabeza. Siempre hay una escena pendiente de resolver, un personaje mal definido, un relato por terminar, una canción… 

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Escuché una vez al escritor Carlos Zanón decir que hay escritores de mapa y escritores de brújula. Yo soy de los que pretende ser escritor de mapa: tener la novela cerrada antes de comenzar a escribir, pero hasta ahora no lo he conseguido. Con el tiempo he aprendido que es imposible predecir como se comportarán los personajes y qué consecuencias tendrá esto en el desarrollo de la trama. Es cierto que, cuanto más trabajada está la estructura y el tema que deseo tratar, más sencilla se me hace la escritura. Poco a poco voy conformando un método intermedio entre conocer el viaje y dejarme llevar por él.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

He tenido la suerte de no verme afectado de forma directa por la enfermedad y sus consecuencias, por lo que no he tenido problemas emocionales que me impidiesen seguir escribiendo. Puede que suene contradictorio con las sombrías circunstancias, pero me ha venido bien todo el tiempo extra del que he dispuesto. Se me hace difícil a veces encontrar la continuidad necesaria y compatibilizarla con mi actividad y este parón me lo ha permitido. En cualquier caso, siempre hay un montón de trabajo atrasado de reescritura para esos días grises que nublan la creatividad. Lo que sí es cierto es que la crisis sanitaria ha limitado mucho las presentaciones y encuentros presenciales sobre mi novela, por lo que la nominación al Tuber Melanosporum es todavía más importante para mí.

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa? 

Lo primero fue un subidón de esos que hacen que te sientas joven y lleno de energía aunque, antes incluso de eso, pasó por mi cabeza la idea de que alguien se había confundido. Para un escritor desconocido, poco conectado con las redes y bastante ajeno a los espacios lectores, es una sorpresa estupenda recibir una llamada desde cientos de kilómetros para comunicarle que ha sido reconocido en un certamen especializado. Desde un punto de vista literario, supone un espaldarazo a mi trabajo y una oportunidad de incrementar la difusión de mis escritos. No obstante, la mayor recompensa es la propia experiencia: me encantaría que pudiera realizarse el encuentro presencial en Morella. Sería una verdadera pena que fuera virtual y no poder disfrutar de la experiencia en un lugar tan bello. Este verano tuve la oportunidad de estar en Cartagena Negra y comprobé que la mejor parte de un evento de estas características es el encuentro y la amistad que se genera con organizadores y otros escritores invitados.

Maribel Torres: “Quan em bull una història al cap em llance i dedique totes les hores que puc a escriure i donar-li forma”

Maribel Torres (Olot, 1968) escriu des de ben xicoteta. Participa habitualment en temes literaris i culturals de la seua ciutat de naiximent, on continua residint. encara que treballa fent comptes, ha escrit i publicat un bon grapat de contes. Al 2017 va guanyar el Premi de Narrativa Curta Colada de Lletres de l’Associació Garrotxa Cultura. També ha firmat un text teatral i ha escrit dos novel.les. L’última, El despertar del navegant (Llibres del delicte, 2019), està nominada al premi Tuber Melanosporum. La detective Ariadna haurà d’investigar una trama de corrupció política i especulació immobiliària a la Costa Brava.

Entrevista en valenciano y más abajo, en castellano.

Recordes quin va ser el llibre o autor que va fer que desitjares convertir-te en escriptora?

No va ser un en concret. De xicoteta ja vaig ser una lectora voraç i només tenia dotze anys quan vaig sentir el cuc de crear les meues pròpies històries. Vaig escriure el meu primer conte llarg, que vaig enviar a una editorial sense comentar res a casa i que, segurament, mai va llegir ningú. I des d’aleshores no he deixat de llegir ni d’escriure.

Quin és el pròxim llibre que et mors per començar a llegir? De sobte pensa en mi, de Jordi Dausà, perquè és l’última novel·la que ha publicat Llibres del Delicte, l’editorial d’El despertar del Navegant i perquè en Jordi és un company de Girona a qui admiro moltíssim.

Per què t’interessa el gènere negre?

Ja sé que sonarà a tòpic, però m’interessa perquè és una manera de denunciar tot allò que no funciona a la nostra societat. Si les mateixes denúncies les ferem amb un assaig, per exemple, no arribaria ni a una xicoteta part dels lectors als que arriba en forma de novel·la negra.

Com és la teua rutina per a escriure i com ho compatibilitzes amb la resta de la teua vida?

A les hores que em deixa lliure la meua feina, compagine les tasques del dia a dia amb les meues aficions i sobretot amb trobar estones per a escriure. Com que soc un cul inquiet i participe en un grup de teatre, una coral i activitats culturals diverses, no em queda massa temps. El cert és que sóc poc de rutines. Quan em bull una història al cap em llance i dedique totes les hores que puc a escriure i donar-li forma. Aleshores la deixe reposar fins que tinc la necessitat de tornar a ficar-m’hi fins que l’acabo.

Eres dels que tenen l’estructura de la novel·la tancada abans de començar o l’argument va modificant-se a mesura que escrius?

Abans de començar a escriure passe molt de temps donant-li voltes dins del cap i documentant-me. Quan em pose davant de l’ordinador tinc una idea ja formada de l’argument, de com seran els personatges i a vegades, no sempre, de com vullc que s’acabe. Però no és fins que vaig avançant en l’escriptura que l’estructura final i les trames creixen, acabe de perfilar els personatges i arribe al desenllaç, que poques vegades coincideix amb el que havia pensat, si és que n’havia pensat algun. Trobe divertit deixar-me endur per la història i els personatges i descobrir fins a on arriben.

Com t’ha afectat a nivell creatiu enguany la crisi sanitària i cultural?

Doncs no em puc queixar. El fet d’estar primer confinats i després amb poques activitats a fer fora de casa m’ha donat més temps per a poder escriure i m’ha permès acabar una nova investigació dels detectius d’El despertar del navegant. A banda de començar a idear un nou cas de la sèrie i d’escriure el relat que ix al número 50 de Llibres del Delicte. 

Què vas pensar en ser seleccionada com a candidata al premi “Tuber Melanosporum” i què significa per a tu estar en un festival com Morella Negra Com La Tòfona?

Em va fer molta il·lusió. Que un jurat pense que una obra meua, en este cas El despertar del navegant, mereix estar entre els finalistes al seu premi, ja és un premi en si mateix. Es publiquen molt bones primeres novel·les en un any i hi ha molt de nivell en la resta de finalistes. Estic molt contenta. Respecte a estar en el festival, és una llàstima que enguany la pandèmia ens obligue a no poder assistir-hi en persona. Els festivals són molt enriquidors, tant per als lectors com per als escriptors. En el meu cas, en tots els festivals que he estat des que Llibres del Delicte em va publicar la novel·la he coincidit amb autors que ja admirava i amb autors que no coneixia, i de tots he après molt. Sense oblidar que cada festival m’apropa a nous lectors, persones que si no fora d’esta manera no coneixerien qui sóc ni què faig. Morella em dona l’oportunitat d’ampliar el radi a Castelló, on espere trobar lectors que gaudeixen de les aventures dels meus detectius.

Maribel Torres: Cuando me hierve una historia en la cabeza me lanzo y dedico todas las horas que puedo a escribir y darle forma

Maribel Torres (Olot, 1968) escribe desde muy pequeña. Participa habitualmente en temas literarios y culturales de su ciudad de nacimiento, donde continúa residiendo. Aunque trabaja echando cuentas, ha escrito y publicado un buen puñado de cuentos. En 2017 ganó el Premi de Narrativa Curta Colada de Lletres de l’Associació Garrotxa Cultura. También ha firmado un texto teatral y ha escrito dos novelas. La última, El despertar del navegante (Llibres del delicte, 2019), está nominada al premio Tuber Melanosporum. La detective Ariadna tendrá que investigar una trama de corrupción política y especulación inmobiliaria en la Costa Brava.

Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritora?

No fue ninguno en concreto. De pequeña ya fui una lectora voraz y solo tenía doce años cuando me picó el gusanillo de crear mis propias historias. Escribí mi primer cuento largo, que envié a una editorial sin comentar nada en casa y que, seguramente, nunca leyó nadie. Y desde entonces no he dejado de leer ni de escribir.

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

De sobte pensa en mi, de Jordi Dausà, porque es la última novela que ha publicado Llibres del Delicte, la editorial de El despertar del navegant y porque Jordi es un compañero de Girona a quien admiro muchísimo.

¿Por qué te interesa el género negro?

Ya sé que sonará a tópico, pero me interesa porque es una manera de denunciar todo aquello que no funciona en nuestra sociedad. Si las mismas denuncias las hiciéramos con un ensayo, por ejemplo, no llegaría ni a una pequeña parte de los lectores a los que llega en forma de novela negra.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

En las horas que me deja libre mi trabajo, compagino las tareas del día a día con mis aficiones y sobretodo con encontrar ratos para escribir. Como soy un culo inquieto y participo en un grupo de teatro, una coral y actividades culturales diversas, no me queda demasiado tiempo. Lo cierto es que soy poco de rutinas. Cuando me hierve una historia en la cabeza me lanzo y dedico todas las horas que puedo a escribir y darle forma. Entonces la dejo reposar hasta que tengo la necesidad de volver a meterme y acabarla.

¿Eres de las que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Antes de empezar a escribir paso mucho tiempo dándole vueltas dentro de la cabeza y documentándome. Cuando me pongo delante del ordenador tengo una idea ya formada del argumento, de cómo serán los personajes y a veces, no siempre, de cómo quiero que se acabe. Pero no es hasta que voy avanzando en la escritura que la estructura y las tramas crecen, perfilo los personajes y llego al desenlace, que pocas veces coincide con el que había pensado, si es que había pensado alguno. Encuentro divertido dejarme llevar por la historia y los personajes y descubrir hasta donde llegan.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

Pues no me puedo quejar. El hecho de estar primero confinados y después con pocas actividades fuera de casa me ha dado más tiempo para poder escribir y me ha permitido acabar una nueva investigación de los detectives de El despertar del navegant. Además de empezar a idear un nuevo caso de la serie y de escribir el relato que sale en el número 50 de Llibres del Delicte.

¿Qué pensaste al ser seleccionada como candidata al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Me hizo muchísima ilusión. Que un jurado piense que una obra mía, en este caso El despertar del navegant, merece estar entre los finalistas a su premio, ya es un premio en sí mismo. Se publican muy buenas primeras novelas en un año y hay mucho de nivel en el resto de finalistas. Estoy muy contenta. Respecto a estar en el festival, es una lástima que este año la pandemia nos obligue a no poder asistir en persona. Los festivales son muy enriquecedores, tanto para los lectores como para los escritores. En mi caso, en todos los festivales que he estado desde que Llibres del Delicte me publicó la novela he coincidido con autores que ya admiraba y con autores que no conocía, y de todos he aprendido mucho. Sin olvidar que cada festival me acerca a nuevos lectores, personas que si no fuera de este modo no sabrían quién soy ni qué hago. Morella me da la oportunidad de ampliar el radio a Castelló, donde espero encontrar lectores que disfruten de las aventuras de mis detectives.

“Me interesan todos los géneros, excepto los aburridos”

David Casals-Roma (Lleida, 1972) lleva toda su vida profesional dedicado a la ficción. Con 25 años se trasladó a Bruselas para aprender sobre cine y posteriormente rodó sus dos primeros cortometrajes en Ámsterdam. Más tarde estudió cine en Londres e hizo cursos de guion en Europa y EEUU. Ha dirigido cortometrajes, documentales y ha escrito guiones de cine. Ha escrito novelas, cuentos, obras de teatro y poesía. Ha obtenido más de cien premios y espera hacer lo propio con 21 días de ira, una novela en la que el investigador Zoe Natan tendrá que resolver los crímenes de varios hombres que han sido ahorcados mediante un ritual macabro.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Personalmente, creo que escritor se nace. O tienes esa necesidad de contar historias o no la tienes. Recuerdo que los libros de F. Scott Fitzerald y de Baudelaire fueron pilares importantes sobre los que reafirmé mi deseo de ser escritor. Pero la necesidad siempre estuvo allí. 

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

¡Muchos! De hecho, me agobia pensar que no podré leerlos todos. Los primeros libros de la humanidad, de Fernando Báez, es uno de esos libros que tengo muchas ganas de leer. Está en la estantería listo para que lo lea. 

¿Por qué te interesa el género negro?

Creo que fue Voltaire quien dijo que le interesaban todos los géneros, excepto los aburridos. A mí me pasa lo mismo. Disfruto con todo. Sí es cierto que el género negro me atrae especialmente porque me permite descubrir personajes que viven al límite, enfrentándose a la parte más oscura del ser humano.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Debido a mi trabajo como profesor y cineasta, mis horarios son cada semana diferentes, con lo que mi rutina es, precisamente, no tener rutina. Esto me obliga a escribir cuando tengo un hueco en la agenda. Antes era de noche, pero desde que soy padre, es en cualquier momento libre que tenga. 

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Soy muy drástico con la estructura. No me pongo a escribir una línea antes de tener la estructura de la novela cerrada. En este sentido soy más escritor de mapa que de brújula. Sé donde tiene que llegar la historia y por todos los sitios por los que pasará. 

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

Afortunadamente, toda mi familia y amigos han sorteado la pandemia sin problemas de salud, lo que me ha ayudado a centrarme en aspectos más creativos. He avanzado muchos proyectos y espero que poco a poco vayan viendo la luz. 

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Saber que gente especializada en el género haya decidido seleccionar mi novela entre los finalistas es una gran alegría. Ser seleccionado en el Festival Morella Negra es esa palmadita en la espalda que te reafirma en el camino escogido y te anima a seguir escribiendo. 

Programación de Morella Negra 2021

Este año, debido a la actual situación de emergencia sanitaria, nuestro querido festival tendrá que celebrarse en formato virtual. El equipo organizador de Morella Negra com La Trufa emitirá la jornada del 27 de febrero por streaming y todos aquellos que así lo deseéis podréis disfrutar de la celebración en directo.

PROGRAMA MORELLA NEGRA – 27 de febrero

Las actividades se retransmitirán desde nuestro canal Youtube, al cual podréis acceder a través de www.morellanegra.com y será emitido en directo desde el Teatro Municipal de Morella.

18:00h Presentación Morella Negra Com la Trufa 2021

Iniciaremos los actos con la proyección de un video de Morella Negra Com la Trufa, donde repasaremos algunas de sus imágenes más significativas de nuestro pasado.

Contaremos con la intervención del comissari Jorge García y representantes del Ayuntamiento de Morella y de la Diputación de Castellón.

18:20h Entrega premio al ganador Tuber Melanosporum 2021

Presentaremos los cinco finalistas al premio mediante un extracto de entrevista de video grabada previamente, cuyo contenido completo estará accesible en nuestras redes sociales y canal YouTube.

Desvelaremos el ganador de este año para entregar nuestro trofeo al ganador, que estará presente en Morella para recogerlo.

18:30h Entrevista con ganador premio Tuber Melanosporum 2021

Entrevistamos al ganador de este año, en una conversación conducida por Paco Atero, del portal literario Negra y Mortal. En ella conoceremos mejor las claves tanto del autor como de su obra.

19:00h Despedida a cargo del comissari Jorge García

Un logo que representa nuestras tradiciones

Estamos muy contentos de compartir con vosotros nuestro nuevo logo, que podéis ver en la imagen que encabeza esta entrada.

Si nos habéis seguido hasta ahora, habréis comprobado que en cada una de las pasadas ediciones hemos tenido una imagen distinta del festival, que en todo caso ha incidido en lo que nos hace distintos: la textura de nuestra tierra; nuestro producto gastronómico estrella, la trufa “Tuber Melanosporum”; y por supuesto, el género negro, que nos apasiona y que hasta ahora tantos buenos ratos nos ha regalado. ¡Y los que faltan por venir!

Pero a todo eso se añade ahora una imagen única, que será el sello de nuestro festival a partir de ahora y por el que podréis reconocernos. Una imagen que une todo lo que somos: el puñal trufero, que hundimos en la tierra para rescatar el oro negro, la trufa; al mismo tiempo, el puñal es un arma que recuerda al crimen y todas sus representaciones; y, por último, la pluma que da vida a la obra de los escritores y escritoras invitados a nuestras actividades.

Pronto veréis el logo del festival en redes sociales, camisetas, o tazas, o las mascarillas que ahora por desgracia son imprescindibles… ¡y en muchas más cosas!

Así que si sois nuestros amigos, recordadnos por esta imagen, pues la veréis mucho en lo sucesivo. 

¡Un abrazo y larga vida a Morella Negra Com la Trufa!

Mario de la Rosa: “Con la tecla voy a arreones, aunque en mi cabeza el flujo es constante”

Foto: Raúl Bateman

Mario De la Rosa (Madrid, 1975) es un rostro televisivo muy conocido debido a su interpretación del policía Suárez en serie La casa de papel. El año pasado nos sorprendió con su primera novela, Perros con placa (Libros Indie), un thriller policíaco cuyo protagonista es el inspector Caballero, el líder del Grupo 11 de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional. “Que cuenten conmigo para un festival como este es un privilegio”, asegura el flamante finalista al “Tuber melanosporum”.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Fue American Psycho, de Bret Easton Ellis

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

Los Señores del Humo, de Claudio Cerdán.

¿Por qué te interesa el género negro?

Mi imaginario y mi experiencia fluyen por ese camino.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Tengo estructura de capítulos. Cuando afronto uno nuevo paso unos días imaginando cómo lo quiero contar, voy llenando el depósito y acabo vertiéndolo de una. Después el proceso vuelve a empezar. Digamos que con la tecla voy a arreones, aunque en mi cabeza el flujo es constante.

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Tengo una buena estructura antes de empezar, que va modificándose durante la escritura.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

Me ha afectado bastante. Al principio pude centrarme en editar textos antiguos y escribir otros más concisos. También me ocupé de trabajar mis estructuras narrativas, pero me resultó imposible desarrollar de manera profunda mis historias por el halo de tristeza y desconcierto que imperó este año pasado.

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Una gran ilusión. Mi novela ha recibido muy buenas críticas del sector especializado y se ha paseado por algún festival, pero es la primera vez que opto a un premio. Que cuenten conmigo para un festival como este es un privilegio, ojalá pueda ser presencial.

Isabel Arranz: “La nominación fue como un buen trago de agua fresca después de una travesía por el desierto”

Foto: Nines Mínguez

Isabel Arranz ha debutado en la literatura con 59 años, aunque en su vida profesional siempre se ha dedicado siempre a contar historias. No en vano, es periodista, guionista y autora teatral. Ha robado horas a su intensa labor en programas de televisión para escribir Sin reglas, una novela que arranca con el brutal asesinato de una exitosa presentadora de televisión de difícil carácter. Lola Vergara es la inspectora jefa de la Brigada de Homicidios que se encargará de la investigación.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Han sido varios y en diferentes épocas de mi vida: El amor en los tiempos del cólera de Gabriel García Márquez; La casa de los espíritus de Isabel Allende; El corazón helado de Almudena Grandes y muchos más… Cada uno me empujó un poquito.

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

La amiga estupenda, de la saga Dos amigas de Elena Ferrante. Empezaré en cuanto acabe Patria, de Fernando Aramburu.

¿Por qué te interesa el género negro?

Porque me crie viendo cine en blanco y negro con pelis maravillosas que eran adaptaciones de novelas escritas por los grandes del género “policíaco” que se decía entonces como Dashiell Hammet o Raymond Chandler. Después de ver la peli, normalmente leía la novela. Entonces tenía más tiempo que ahora…

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Mi rutina es complicada ya que me gano la vida trabajando horas y horas en un programa de televisión. Así que, cuando acaba mi jornada laboral “pagada”, me pego una ducha calentita y me pongo a teclear hasta las tantas de la madrugada. Los fines de semana suelen ser los más productivos, aunque esté la familia metiendo ruido. Pero para eso están los cascos con jazz a toda pastilla.

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Tengo en mi cabeza la estructura, las tramas, los personajes y, si me apuráis, hasta el final, pero la cosa se complica según la voy desarrollando porque los personajes van por libre y me arrastran por donde les da la gana. Y a mí no me queda más remedio que seguirles el ritmo.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

A nivel creativo prácticamente nada. Mi cabeza sigue bullendo e inventando historias. Aunque es cierto que hay cosas que no se viven igual con y sin mascarilla. Tendré que acabar adaptando las tramas a la “nueva normalidad” que, según parece, acabará siendo la “normalidad normal”.

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Recuerdo que cuando me llamó el Comisario García me hizo una ilusión tremenda, como si fuera una niña en la noche de Reyes. ¡No me lo podía creer! Tened en cuenta que presenté Sin reglas un 6 de marzo y el 14 se declaró el Estado de Alarma. No hubo tiempo para promocionarla. El Covid había acabado con mi ilusión de escritora novata y de repente… esa llamada. ¡Madre mía! Fue como un buen trago de agua fresca después de una travesía por el desierto. El hecho de ser finalista, y no lo digo como una frase hecha, me llena de alegría y satisfacción. Saber que un festival como Morella Negra Com la Trufa ha valorado esta novela que se quedó varada como la vida misma por culpa del bicho es un auténtico honor. ¡De verdad! Lo que echaré de menos, conforme va la pandemia, es poder vivir el festival en toda su plenitud. Pero bueno, cuando pase esto, iré como público…

Preparando Morella Negra 2021

.

Estos días el jurado del premio Tuber Melanosporum y organizadores de Morella Negra nos reunimos, muy a nuestro pesar, cada uno en su casa.

En el encuentro cerramos el programa de la próxima edición, que, salvo que las restricciones sanitarias no lo impidan, se realizará los próximos 26, 27 y 28 de febrero.

En los próximos días publicaremos el programa en nuestra web, nos gustaría hacer un programa lo más completo posible, pero la situación actual nos empujan a realizar un programa reducido eliminando uno de nuestros emblemas, el espacio de degustación gastro-literaria Sergio Beser. A pesar de todo esto, cumpliendo toda la normativa para la prevención del Covid, como no puede ser de otra manera, intentaremos ofrecer un atractivo programa con todos nuestros finalistas al Tuber Melanosporum, mesas literarias, de actualidad y de series Negra, también alguna novedad entre nuestras propuestas.


La evolución del Covid y las posibles nuevas medidas complican la celebración del festival. De todas formas, queremos tenerlo todo preparado para, en el caso que se den las condiciones, poder realizar la VI edición de Morella Negra com la Trufa.