Carlos Augusto Casas, “Ya no quedan junglas adonde regresar”

mnct20180111_carlos augusto casas

“Ya no quedan junglas adonde regresar” de Carlos Augusto Casas es uno de los libros finalistas de la 2ª edición del premio literario “Tuber Melanosporum” dentro de las jornadas Gastro-Literarias de Morella Negra Com la Trufa.

Carlos Augusto Casas es un escritor y periodista nacido en Madrid en 1971. Comenzó su carrera en Diario 16, alternando su trabajo en prensa con otros empleos como repartidor de publicidad, ferrallista o realizando el control de calidad de una compañía aérea haciéndose pasar por un pasajero común. Después de pasar por la agencia EFE y varios medios locales, ejerció como periodista de investigación para TVE, Antena3, Cuatro y Telecinco. Actualmente compagina el periodismo con la dirección de la colección de novela negra y policiaca Estrella Negra, de la Editorial Cuadernos del Laberinto.

“Ya no quedan junglas adonde regresar” es una historia oscura sobre el consumo de prostitución en la tercera edad y las mafias que se ocultan detrás de estas mujeres. La novela surge de la calle Montera de Madrid donde históricamente siempre han habido prostitutas. El autor que trabajaba cerca de esta calle, todas las mañanas las veía trabajando y la mayoría de sus clientes eran hombres de la tercera edad. Al investigar este hecho le llevó a la realidad de que la mayoría de estas personas, no estaban interesados en el sexo , solo buscaban compañía.

Este paralelismo entre la tristeza de estos hombres y las mujeres de la calle esclavas y explotadas por mafias es la que le impulsó a crear la historia de un viejo apodado «El Gentleman» que espera semana tras semana la llegada del jueves. Es el día en el que verá a Olga, una joven prostituta que despliega sus encantos de saldo en la calle Montera. Pero al viejo no le interesa el sexo. Durante el tiempo que pasan juntos, ambos abandonan las pequeñas mezquindades de sus respectivas vidas para convertirse en otra mujer y otro hombre. Irreales y hermosos, como los sueños. Un día Olga es brutalmente asesinada. Cuatro abogados son los sospechosos de haber cometido el crimen y el viejo decide que ya está harto de que la vida le arrebate todo lo que ama. Ya no le queda nada, sólo la venganza. Comienza a hacer planes para matarlos uno por uno. El hombre más peligroso es aquel que no tiene nada que perder… porque ya lo ha perdido todo.

mnct20180111_no quedan junglas a las que regresar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s