Joan Miquel Capell

Joan Miquel Capell (Barcelona, 1960) ex-comissari dels Mossos d’Esquadra i escriptor participarà en la taula “Trames Blanques de Novel·la Negra” del Morella Tuber Aestivum el pròxim 5 de juny a les 19:00 en el Teatre Municipal de Morella.

Capell va ser mosso d’esquadra durant 32 anys. “No et facis ni policia ni polític” li deia el seu pare quan era petit. Josep Miquel Capell només va fer cas al seu pare un 50%. Coneix la policia autonòmica catalana pam a pam. Ha estat de tot dins del cos, de mosso ras a comissari.

Va ser el responsable del desplegament dels Mossos per la ciutat de Barcelona en substitució de la policia espanyola. Aquesta veterania li ha donat el material necessari per publicar la seva primera novel·la negra. Ha publicat un llibre, Wad-Ras (edicions La Magrana), en què explica un cas que va investigar quan era al cos. Aquesta novel·la negra ha merescut el IX Premi Crims de Tinta que atorga La Magrana / RBA. També va ser finalista del premi literari Tuber Melanosporum, a la III edició de festival Morella negra com la trufa (2019).

Josep Miquel Capell havia publicat un parell d’assajos abans d’aquesta novel·la. La novel·la com genere li ha donat a l’autor la possibilitat d’expressar sentiments en  tots els registres de la seva persona: pare, persona, investigador, company….i de refer la realitat. Per a introduir-se en el món de la novel·la ha comptat amb l’ajuda del pilar de la novel·la negra catalana, Andreu Martin (li retorna l’autor el favor a Andreu Martin que li demanava informació quan tenia dubtes de sobre tècniques de recerca) i del gran llibreter Paco Camarasa que li va oferir lectures modèliques.

Inspirada en un cas real ocorregut a Barcelona pre-olimpica de 1991, la novel·la ens relata la recerca dels Mossos d Esquadra sobre la mort per sobredosi d’una reclusa de la presó de dones de Wad-Ras dins del mòdul mares. 

Aquesta recerca és la primera que un jutge de Barcelona encarrega realitzar als Mossos d´Esquadra des de 1983 que va ser restaurada la policia autonòmica. En aquest període només tenien competències de vigilància d’edificis de la Generalitat, de la unitat central de menors o de les presons. No estaven formats en matèria de recerca perquè no els permetien formar-se en matèria de recerca criminal.  

Morella Tuber Aestivum és un esdeveniment gratuït, però amb l’aforament limitat, recomanem reservar la teua entrada anticipadament online a través del següent enllaç:

Isabel Arranz – Sin Reglas

El Morella Tuber Aestivum se iniciará el próximo sábado 5 de junio con la presentación de “Sin Reglas”, de Isabel Arranz, uno de los libros finalistas de la V Edición del premio “Tuber Melanosporum”

Recuperamos la entrevista que Alba R. Prieto realizó a Isabel Arranz como previo a Morella Negra. En ella nos desvela la alegría con la que acogió ser finalista del premio “Tuber Melanosporum” y nos habla de “Sin Reglas” de este Triller que se inicia con el asesinato “atroz” de la presentadora de televisión “Luz Pavones” y que la investigación nos desvelará lo que se oculta en las bambalinas del famoseo y la extenuante realidad cotidiana de la inspectora “Lola Vergara”.

Isabel Arranz ha debutado en la literatura con 59 años, aunque en su vida profesional siempre se ha dedicado siempre a contar historias. No en vano, es periodista, guionista y autora teatral.

Ella nos contaba sobre sí misma que los principales libros que la llevaron a escribir fueron, en diferentes épocas de su vida, fueron  “El amor en los tiempos del cólera de Gabriel García Márquez; La casa de los espíritus de Isabel Allende; El corazón helado de Almudena Grandes aun que hay muchos más… Cada uno me empujó un poquito”.

Llego al género negro a través de “las maravillosas pelis en blanco y negro que eran adaptaciones de novelas escritas por los grandes del género “policíaco” que se decía entonces como Dashiell Hammet o Raymond Chandler. Después de ver la peli, normalmente leía la novela”

Morella Tuber Aestivum es un evento gratuito, pero con el aforo limitado, recomendamos reservar tu entrada anticipadamente online a través del siguiente enlace:

Reserva la teua entrada

Morella Tuber Aestivum es celebrarà en el Teatre Municipal de Morella i serà un acte Gratuït, però a causa de les mesures per la prevenció de la COVID-19 l’afore al teatre estarà limitat.

Per controlar aquest afore hem tret entrades gratuïtes que podràs reservar online. Per reservar sols hauràs de posar el teu nom, l’email a on s’enviaran les entrades i el nombre d’entrades.

Per accedir al Teatre tindràs que portar les entrades al móbil o les entrades impreses per poder legir el QR. Ací tens l’enllaç per poder accedir a la reserva.

https://entradium.com/events/morella-tuber-aestivum-i

Morella Tuber Aestivum I

Després de la versió virtual i reduïda de la Morella Negra Com la Trufa, en l’arribada de l’estiu i la millor situació de la Covid, recuperem les taules que teníem preparades per a febrer i no vam poder realitzar.

A aquest cicle de taules també el volem relacionar en el món gastronòmic de la nostra terra i el símbol del nostre festival de literatura negra, la trufa. Aquestes taules portaran el nom de “Morella Tuber Aestivum”, la versió d’estiu de la trufa, no té tot l’aroma de la trufa negra (tuber melanosporum) però si un aspecte i textura molt semblant. Aquesta Morella Tuber Aestivium no serà el mateix que Morella Negra Com la Trufa, però ens permetrà reviure en la màxima intensitat possible el que la pandèmia ens va llevar al mes de febrer.

El plat fort de la jornada serà la taula “Trames Blanques de Novel·la Negra”. La taula estarà moderada pel periodista i escriptor Carlos Quílez que, aquesta vegada, ens porta a Morella a Josep Maria Pijuan i Joan Miquel Capell.

Carlos Quílez és un dels principals periodistes espanyols de successos i judicials. És el director de http://www.eltaquigrafo.com i col·laborador habitual de La Sexta.

Josep Maria Pijuan és Magistrat i President del Tribunal de Corts d’Andorra, està jubilat de la justícia espanyola a on va portar importants casos, entre ells va instruir el “Cas Palau”, el saqueig que va sofrir el Palau de la Música Catalana a mans de Millet i Montull.

Joan Miquel Capell excomissari dels Mossos d’Esquadra i escriptor. Va ser un dels comissaris que van constituir els Mossos als anys 80, part d’eixes experiències és reflecteixen a la novel·la Wad-Ras, la seua primera novel·la, publicada l’any 2018 i que va ser finalista de la III edició del premi Tuber Melanosporum.

Per anar fent boca, abans de sentir parlar de les trames de blanqueig de diners que travessen la frontera andorrana, tindrem la presentació del llibre “Sin Reglas” d’Isabel Arranz, finalista de la V edició del Tuber Melanosporum.

Isabel Arranz, d’una manera irònica i plena d’humor, ens porta aquesta novel·la en què ens trobem un esgarrifós crim d’una “famosilla” presentadora de TV. La inspectora Lola Vergara no sols s’ha d’enfrontar a la resolució del cas, sinó també a la de la seua extenuant vida.

Com diu a la contraportada “Sin reglas mezcla secretos y mentiras, amor y humor, traición y lealtad, intriga y emoción, barbarie y humanidad, codicia y generosidad. ¿Acaso la vida no es eso?

Aquesta presentació i primera taula de “Morella Tuber Aestivum” tindran lloc a Morella, el pròxim 5 de juny, al teatre Municipal i començara a les 19:00 Hores.

L’acte serà gratuït i tindrà l’afore limitat, per el que cal reservar entrada per controlar l’aforament. Reserva la teua entrada anticipadament:

Morella Tuber Aestivum està patrocinat per l’Ajuntament de Morella i la Diputació de Castelló

Segueix en directe el Morella Tuber Aestivum per Youtube:

Morella Negra a “La cuina de Casa Roque”


Aquest any a l’edició de Morella Negra no vam poder tindre l’aroma intens de la trufa, no va poder ser un cap de setmana gastro-literari com ens haguera agradat… bo, quasi no va ser ni festival…ens va faltar estar tot junts amb escriptors, lectors i amics. Vam haver de conformar-nos és estar junts a distància en l’streaming de l’entrega del tuber melanosporum que no volia faltar a la seua cita.

Però el dia avanç de l’entrega, el divendres 26 de febrer, en el dia i hora que haguera hagut de ser la inauguració del festival a la sala de degustació Gastro-Literària “Sergio Beser” per “Nord Televisió” es va emetre el programa gastronòmic “La cuina de Casa Roque”. El plat protagonista va eixir de la novel·la negra, dels llibres de Montalban, a on Carvalho cuinava amb el Gestor Fuster i Sergio Beser amb els productes de la comarca de l’Els Ports, no podia faltar la trufa i els flaons de Morella.


El Comissari Garcia no es va voler perdre aquesta oportunitat d’estar en Carlos, col·laborar en la preparació del plat, parlar en ell de les novel·les de Montalban… i com no… gaudir de la Trufa.

’21 días de ira’, de David Casals-Roma, novela ganadora del Premio Tuber Melanosporum de Morella Negra 2021

En el único acto de la edición de este año de Morella Com la Trufa se ha revelado la novela ganadora del 5º premio Tuber Melanosporum, que distingue a la primera novela negra de un autor escrita durante el curso anterior. El ganador ha resultado ser David Canals-Roma con su novela 21 días de ira, editada por Grupo Tierra Trivium.

David Casals-Roma (Lleida, 1972) lleva toda su vida profesional dedicado a la ficción. Con 25 años se trasladó a Bruselas para aprender sobre cine y posteriormente rodó sus dos primeros cortometrajes en Ámsterdam. Más tarde estudió cine en Londres e hizo cursos de guion en Europa y EEUU. Ha dirigido cortometrajes, documentales y ha escrito guiones de cine. Ha escrito novelas, cuentos, obras de teatro y poesía. Ha obtenido más de cien premios y prolonga la rsacha con 21 días de ira, una novela en la que el investigador Zoe Natan tendrá que resolver los crímenes de varios hombres que han sido ahorcados mediante un ritual macabro.

Nada más recibir el premio, David Casals-Roma ha dicho que acudir en Morella para recibir el premio Tuber Melanosporum “ha sido una experiencia fantástica. Aunque no hemos tenido al público presente, sí lo hemos tenido dentro de nuestras cabezas y nuestros corazones. Quiero incitar a toda la gente que está escribiendo a que continúe haciéndolo, independientemente de que ganen o no ganen premios, porque necesitamos que la gente nos cuente historias, que es lo que nos hace soñar”.

De izquierda a derecha, Nancy García Tena, Jorge García, David Casals-Roma y María José Tena.

La diputada de Cultura de la Diputación de Castellón, Ruth Sanz, ha recordado que Morella Negra Como la Trufa “engloba dos aspectos muy importantes, como son la parte gastronómica y la parte literaria”. Y ha destacado el papel de las asociaciones y el Ayuntamiento de Morella: “Han sido capaces de reinventarse, ha sido muy acertado que la asociación haya querido tirar adelante este certamen literario, que lleva pocos años pero es un ya referente y se está comenzando a consolidar. Desde la Diputación de Castellón estamos al lado no solo de los ayuntamientos, sino de todo el tejido asociativo de la provincia de Castellón, y creemos que es importante respaldar iniciativas como esta, que nos han hecho mucho bien en este año de pandemia. Eso es positivo para la sociedad”.

Por su parte, el alcalde Morella, Rhamses Ripollés, ha recordado que este festival “tiene nuestro cariño. Creo que es un gran proyecto que además ha nacido desde abajo, con gente de aquí pero que siempre he tenido muy clara su apuesta por la calidad, por la profesionalidad y por la proximidad escritor-lector, que lamentablemente este año ha sido un poco cortada por el Covid. Esperamos poder vivir la próxima edición con toda la fuerza que se merece”. Y ha querido agradecer “el empuje que se ha tenido para celebrar esta sexta edición adaptada a las circunstancias, entregando ese premio Tuber Melanosporum, que significa un apoyo y un impulso a toda esa gente que está empezando en el mundo de la escritura. Mis felicitaciones tanto a los finalistas como al ganador por su magnífico trabajo”.

Finalmente, el comisario de Morella Negra como la Trufa, Jorge García, ha valorado positivamente haber celebrado el festival: “Ante esta situación no se podía hacer de otra manera, tal como a nosotros nos hubiera gustado, pero creo que la experiencia virtual que hemos estrenado nos ha servido para llegar a más gente. Es más, creo que ha venido para quedarse. La gente vendrá, pero el online continuará”. 

¡Asiste online a Morella Negra 2021!

Ya está más cerca!
Este sábado podréis seguir la programación virtual del festival a las 18h por la plataforma YouTube, que incluirá el fallo del premio “Tuber Melanosporum” y la entrevista con su ganador, a cargo de Paco Atero del portal literario Negra y Mortal. El acto se celebrará en directo desde el Teatro Municial de Morella. Aquí tenéis el enlace para asistir: anotadlo en vuestras agendas!

Jon Aramendía: “Si una novela está bien escrita me es indiferente si es detectivesca, realismo sucio o thriller psicológico”

Jon Aramendía (Pamplona, 1969) es psicólogo de formación y escritor interesado en los mecanismos que nos empujan a tomar decisiones, a escoger entre varias opciones ejerciendo nuestro libre albedrío. Investigar la psique humana es uno de los objetivos de Aramedía a la hora de novlar una historia. Ha escrito cinco, y la primera que ha publicado, El demonio de Laplace, ha sido nominada al premio Tuber Melanosporum de Morella Negra Como la Trufa. La trama transcurre en el Madrid de finales del siglo XX y entrelaza tres historias con el telón de fondo de un asesino en serie. Noas acercamos un poco más a Jon Aramendía a través de nuestro cuestionario.

Uno de esos nuevos valores que no cesan de surgir en Navarra es Jon Aramendía Huarte (Pamplona, 1969). Después de haber escrito relatos, afición que cultiva desde muy joven, con El demonio de Laplace publica su primera novela. Una trama de intriga con asesinatos en serie, resuelta con agilidad y soltura narrativa, que se desarrolla en el Madrid de las últimas décadas del siglo XX. Relata en paralelo tres historias que acaban confluyendo en una y que sirven para reflexionar sobre el libre albedrío, un asunto que apasiona al autor, como todo lo que tiene que ver con la psicología (carrera que ha estudiado en la UNED) y con los fundamentos biológicos y físicos de la conducta humana.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Yo diría que, en mi caso, mi deseo de ser escritor es la consecuencia inevitable de la necesidad, desde muy joven, de poner orden en mis pensamientos. No obstante, no me planteé un futuro como escritor hasta que terminé mi primera novela. Es tan grande mi admiración por los libros que me resultaba difícil imaginar que un día podría conseguir algo parecido. De ahí que, pese a estar terminando mi quinta novela, sigo sintiéndome un poco incómodo con el sobrenombre de escritor. 

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

Suelo dividir mis lecturas entre el puro entretenimiento y la formación, ya sea como escritor o por pura inquietud intelectual, aunque he admitir que leo más del primer grupo. Hace unos meses, por casualidad, comencé a leer la Trilogía de los Tres Cuerpos de Liu Cixin. He ido intercalando entre los dos primeros volúmenes algo de novela negra navarra y alguna lectura divulgativa de neurociencia, pero aguardo con ansia contenida el momento de coger la tercera parte. 

¿Por qué te interesa el género negro?

No soy exclusivamente un escritor de género negro. Principalmente me parece interesante por el ritmo y por la libertad para tratar cualquier asunto con el nivel de crudeza que uno desee. Ha habido mucho mestizaje y diversificación del género desde sus inicios. Yo he terminado por aceptar que si una novela está bien escrita me es indiferente si es detectivesca, realismo sucio o thriller psicológico. 

En El Demonio de Laplace, por el carácter secuencial de las tres tramas de la novela, el formato y ritmo del género negro encajaban perfectamente. La linealidad que define al determinismo y que comparte con la investigación policial, por un lado; la evolución de una banda de rock, por otro; y, finalmente, la génesis de un asesino en serie. Todo ello me permitía jugar con el concepto de libre albedrío excluyendo de la ecuación el bien y el mal, tan habitual en este tipo de novelas.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Escribo principalmente los fines de semana temprano y, según cómo sea el horario de mi pareja, algunas tardes entre semana. Como mi hija ya está en la universidad, estos últimos años dispongo de más tiempo para escribir, aunque también lo compatibilizo con los ensayos de mi banda y algunas aficiones deportivas.  Independientemente del tiempo frente al teclado, aprovecho cuando estoy en el coche, cuando salgo a correr o algunos momentos en que mi trabajo no requiere atención para seguir escribiendo en mi cabeza. Siempre hay una escena pendiente de resolver, un personaje mal definido, un relato por terminar, una canción… 

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Escuché una vez al escritor Carlos Zanón decir que hay escritores de mapa y escritores de brújula. Yo soy de los que pretende ser escritor de mapa: tener la novela cerrada antes de comenzar a escribir, pero hasta ahora no lo he conseguido. Con el tiempo he aprendido que es imposible predecir como se comportarán los personajes y qué consecuencias tendrá esto en el desarrollo de la trama. Es cierto que, cuanto más trabajada está la estructura y el tema que deseo tratar, más sencilla se me hace la escritura. Poco a poco voy conformando un método intermedio entre conocer el viaje y dejarme llevar por él.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

He tenido la suerte de no verme afectado de forma directa por la enfermedad y sus consecuencias, por lo que no he tenido problemas emocionales que me impidiesen seguir escribiendo. Puede que suene contradictorio con las sombrías circunstancias, pero me ha venido bien todo el tiempo extra del que he dispuesto. Se me hace difícil a veces encontrar la continuidad necesaria y compatibilizarla con mi actividad y este parón me lo ha permitido. En cualquier caso, siempre hay un montón de trabajo atrasado de reescritura para esos días grises que nublan la creatividad. Lo que sí es cierto es que la crisis sanitaria ha limitado mucho las presentaciones y encuentros presenciales sobre mi novela, por lo que la nominación al Tuber Melanosporum es todavía más importante para mí.

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa? 

Lo primero fue un subidón de esos que hacen que te sientas joven y lleno de energía aunque, antes incluso de eso, pasó por mi cabeza la idea de que alguien se había confundido. Para un escritor desconocido, poco conectado con las redes y bastante ajeno a los espacios lectores, es una sorpresa estupenda recibir una llamada desde cientos de kilómetros para comunicarle que ha sido reconocido en un certamen especializado. Desde un punto de vista literario, supone un espaldarazo a mi trabajo y una oportunidad de incrementar la difusión de mis escritos. No obstante, la mayor recompensa es la propia experiencia: me encantaría que pudiera realizarse el encuentro presencial en Morella. Sería una verdadera pena que fuera virtual y no poder disfrutar de la experiencia en un lugar tan bello. Este verano tuve la oportunidad de estar en Cartagena Negra y comprobé que la mejor parte de un evento de estas características es el encuentro y la amistad que se genera con organizadores y otros escritores invitados.

Maribel Torres: “Quan em bull una història al cap em llance i dedique totes les hores que puc a escriure i donar-li forma”

Maribel Torres (Olot, 1968) escriu des de ben xicoteta. Participa habitualment en temes literaris i culturals de la seua ciutat de naiximent, on continua residint. encara que treballa fent comptes, ha escrit i publicat un bon grapat de contes. Al 2017 va guanyar el Premi de Narrativa Curta Colada de Lletres de l’Associació Garrotxa Cultura. També ha firmat un text teatral i ha escrit dos novel.les. L’última, El despertar del navegant (Llibres del delicte, 2019), està nominada al premi Tuber Melanosporum. La detective Ariadna haurà d’investigar una trama de corrupció política i especulació immobiliària a la Costa Brava.

Entrevista en valenciano y más abajo, en castellano.

Recordes quin va ser el llibre o autor que va fer que desitjares convertir-te en escriptora?

No va ser un en concret. De xicoteta ja vaig ser una lectora voraç i només tenia dotze anys quan vaig sentir el cuc de crear les meues pròpies històries. Vaig escriure el meu primer conte llarg, que vaig enviar a una editorial sense comentar res a casa i que, segurament, mai va llegir ningú. I des d’aleshores no he deixat de llegir ni d’escriure.

Quin és el pròxim llibre que et mors per començar a llegir? De sobte pensa en mi, de Jordi Dausà, perquè és l’última novel·la que ha publicat Llibres del Delicte, l’editorial d’El despertar del Navegant i perquè en Jordi és un company de Girona a qui admiro moltíssim.

Per què t’interessa el gènere negre?

Ja sé que sonarà a tòpic, però m’interessa perquè és una manera de denunciar tot allò que no funciona a la nostra societat. Si les mateixes denúncies les ferem amb un assaig, per exemple, no arribaria ni a una xicoteta part dels lectors als que arriba en forma de novel·la negra.

Com és la teua rutina per a escriure i com ho compatibilitzes amb la resta de la teua vida?

A les hores que em deixa lliure la meua feina, compagine les tasques del dia a dia amb les meues aficions i sobretot amb trobar estones per a escriure. Com que soc un cul inquiet i participe en un grup de teatre, una coral i activitats culturals diverses, no em queda massa temps. El cert és que sóc poc de rutines. Quan em bull una història al cap em llance i dedique totes les hores que puc a escriure i donar-li forma. Aleshores la deixe reposar fins que tinc la necessitat de tornar a ficar-m’hi fins que l’acabo.

Eres dels que tenen l’estructura de la novel·la tancada abans de començar o l’argument va modificant-se a mesura que escrius?

Abans de començar a escriure passe molt de temps donant-li voltes dins del cap i documentant-me. Quan em pose davant de l’ordinador tinc una idea ja formada de l’argument, de com seran els personatges i a vegades, no sempre, de com vullc que s’acabe. Però no és fins que vaig avançant en l’escriptura que l’estructura final i les trames creixen, acabe de perfilar els personatges i arribe al desenllaç, que poques vegades coincideix amb el que havia pensat, si és que n’havia pensat algun. Trobe divertit deixar-me endur per la història i els personatges i descobrir fins a on arriben.

Com t’ha afectat a nivell creatiu enguany la crisi sanitària i cultural?

Doncs no em puc queixar. El fet d’estar primer confinats i després amb poques activitats a fer fora de casa m’ha donat més temps per a poder escriure i m’ha permès acabar una nova investigació dels detectius d’El despertar del navegant. A banda de començar a idear un nou cas de la sèrie i d’escriure el relat que ix al número 50 de Llibres del Delicte. 

Què vas pensar en ser seleccionada com a candidata al premi “Tuber Melanosporum” i què significa per a tu estar en un festival com Morella Negra Com La Tòfona?

Em va fer molta il·lusió. Que un jurat pense que una obra meua, en este cas El despertar del navegant, mereix estar entre els finalistes al seu premi, ja és un premi en si mateix. Es publiquen molt bones primeres novel·les en un any i hi ha molt de nivell en la resta de finalistes. Estic molt contenta. Respecte a estar en el festival, és una llàstima que enguany la pandèmia ens obligue a no poder assistir-hi en persona. Els festivals són molt enriquidors, tant per als lectors com per als escriptors. En el meu cas, en tots els festivals que he estat des que Llibres del Delicte em va publicar la novel·la he coincidit amb autors que ja admirava i amb autors que no coneixia, i de tots he après molt. Sense oblidar que cada festival m’apropa a nous lectors, persones que si no fora d’esta manera no coneixerien qui sóc ni què faig. Morella em dona l’oportunitat d’ampliar el radi a Castelló, on espere trobar lectors que gaudeixen de les aventures dels meus detectius.

Maribel Torres: Cuando me hierve una historia en la cabeza me lanzo y dedico todas las horas que puedo a escribir y darle forma

Maribel Torres (Olot, 1968) escribe desde muy pequeña. Participa habitualmente en temas literarios y culturales de su ciudad de nacimiento, donde continúa residiendo. Aunque trabaja echando cuentas, ha escrito y publicado un buen puñado de cuentos. En 2017 ganó el Premi de Narrativa Curta Colada de Lletres de l’Associació Garrotxa Cultura. También ha firmado un texto teatral y ha escrito dos novelas. La última, El despertar del navegante (Llibres del delicte, 2019), está nominada al premio Tuber Melanosporum. La detective Ariadna tendrá que investigar una trama de corrupción política y especulación inmobiliaria en la Costa Brava.

Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritora?

No fue ninguno en concreto. De pequeña ya fui una lectora voraz y solo tenía doce años cuando me picó el gusanillo de crear mis propias historias. Escribí mi primer cuento largo, que envié a una editorial sin comentar nada en casa y que, seguramente, nunca leyó nadie. Y desde entonces no he dejado de leer ni de escribir.

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

De sobte pensa en mi, de Jordi Dausà, porque es la última novela que ha publicado Llibres del Delicte, la editorial de El despertar del navegant y porque Jordi es un compañero de Girona a quien admiro muchísimo.

¿Por qué te interesa el género negro?

Ya sé que sonará a tópico, pero me interesa porque es una manera de denunciar todo aquello que no funciona en nuestra sociedad. Si las mismas denuncias las hiciéramos con un ensayo, por ejemplo, no llegaría ni a una pequeña parte de los lectores a los que llega en forma de novela negra.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

En las horas que me deja libre mi trabajo, compagino las tareas del día a día con mis aficiones y sobretodo con encontrar ratos para escribir. Como soy un culo inquieto y participo en un grupo de teatro, una coral y actividades culturales diversas, no me queda demasiado tiempo. Lo cierto es que soy poco de rutinas. Cuando me hierve una historia en la cabeza me lanzo y dedico todas las horas que puedo a escribir y darle forma. Entonces la dejo reposar hasta que tengo la necesidad de volver a meterme y acabarla.

¿Eres de las que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Antes de empezar a escribir paso mucho tiempo dándole vueltas dentro de la cabeza y documentándome. Cuando me pongo delante del ordenador tengo una idea ya formada del argumento, de cómo serán los personajes y a veces, no siempre, de cómo quiero que se acabe. Pero no es hasta que voy avanzando en la escritura que la estructura y las tramas crecen, perfilo los personajes y llego al desenlace, que pocas veces coincide con el que había pensado, si es que había pensado alguno. Encuentro divertido dejarme llevar por la historia y los personajes y descubrir hasta donde llegan.

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

Pues no me puedo quejar. El hecho de estar primero confinados y después con pocas actividades fuera de casa me ha dado más tiempo para poder escribir y me ha permitido acabar una nueva investigación de los detectives de El despertar del navegant. Además de empezar a idear un nuevo caso de la serie y de escribir el relato que sale en el número 50 de Llibres del Delicte.

¿Qué pensaste al ser seleccionada como candidata al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Me hizo muchísima ilusión. Que un jurado piense que una obra mía, en este caso El despertar del navegant, merece estar entre los finalistas a su premio, ya es un premio en sí mismo. Se publican muy buenas primeras novelas en un año y hay mucho de nivel en el resto de finalistas. Estoy muy contenta. Respecto a estar en el festival, es una lástima que este año la pandemia nos obligue a no poder asistir en persona. Los festivales son muy enriquecedores, tanto para los lectores como para los escritores. En mi caso, en todos los festivales que he estado desde que Llibres del Delicte me publicó la novela he coincidido con autores que ya admiraba y con autores que no conocía, y de todos he aprendido mucho. Sin olvidar que cada festival me acerca a nuevos lectores, personas que si no fuera de este modo no sabrían quién soy ni qué hago. Morella me da la oportunidad de ampliar el radio a Castelló, donde espero encontrar lectores que disfruten de las aventuras de mis detectives.

“Me interesan todos los géneros, excepto los aburridos”

David Casals-Roma (Lleida, 1972) lleva toda su vida profesional dedicado a la ficción. Con 25 años se trasladó a Bruselas para aprender sobre cine y posteriormente rodó sus dos primeros cortometrajes en Ámsterdam. Más tarde estudió cine en Londres e hizo cursos de guion en Europa y EEUU. Ha dirigido cortometrajes, documentales y ha escrito guiones de cine. Ha escrito novelas, cuentos, obras de teatro y poesía. Ha obtenido más de cien premios y espera hacer lo propio con 21 días de ira, una novela en la que el investigador Zoe Natan tendrá que resolver los crímenes de varios hombres que han sido ahorcados mediante un ritual macabro.

¿Recuerdas cuál fue el libro o autor que hizo que desearas convertirte en escritor? 

Personalmente, creo que escritor se nace. O tienes esa necesidad de contar historias o no la tienes. Recuerdo que los libros de F. Scott Fitzerald y de Baudelaire fueron pilares importantes sobre los que reafirmé mi deseo de ser escritor. Pero la necesidad siempre estuvo allí. 

¿Cuál es próximo libro que te mueres por empezar a leer?

¡Muchos! De hecho, me agobia pensar que no podré leerlos todos. Los primeros libros de la humanidad, de Fernando Báez, es uno de esos libros que tengo muchas ganas de leer. Está en la estantería listo para que lo lea. 

¿Por qué te interesa el género negro?

Creo que fue Voltaire quien dijo que le interesaban todos los géneros, excepto los aburridos. A mí me pasa lo mismo. Disfruto con todo. Sí es cierto que el género negro me atrae especialmente porque me permite descubrir personajes que viven al límite, enfrentándose a la parte más oscura del ser humano.

¿Cómo es tu rutina para escribir y cómo lo compatibilizas con el resto de tu vida?

Debido a mi trabajo como profesor y cineasta, mis horarios son cada semana diferentes, con lo que mi rutina es, precisamente, no tener rutina. Esto me obliga a escribir cuando tengo un hueco en la agenda. Antes era de noche, pero desde que soy padre, es en cualquier momento libre que tenga. 

¿Eres de los que tienen la estructura de la novela cerrada antes de empezar o el argumento va modificándose a medida que escribes?

Soy muy drástico con la estructura. No me pongo a escribir una línea antes de tener la estructura de la novela cerrada. En este sentido soy más escritor de mapa que de brújula. Sé donde tiene que llegar la historia y por todos los sitios por los que pasará. 

¿Cómo te ha afectado a nivel creativo este año de crisis sanitaria y cultural?

Afortunadamente, toda mi familia y amigos han sorteado la pandemia sin problemas de salud, lo que me ha ayudado a centrarme en aspectos más creativos. He avanzado muchos proyectos y espero que poco a poco vayan viendo la luz. 

¿Qué pensaste al ser seleccionado como candidato al premio “Tuber Melanosporum” y qué significa para ti estar en un festival como Morella Negra Como La Trufa?

Saber que gente especializada en el género haya decidido seleccionar mi novela entre los finalistas es una gran alegría. Ser seleccionado en el Festival Morella Negra es esa palmadita en la espalda que te reafirma en el camino escogido y te anima a seguir escribiendo.